Skip navigation

DERECHO PARA TODOS

General Heribero Justo Auel

http://derecho-para-todos.blogspot.com/2015/10/entrevista-al-general-heriberto-justo_9.html

Justicia Para Todos Link to Share > http://wp.me/p2jyCr-Gr

viernes, octubre 09, 2015

ENTREVISTA AL GENERAL HERIBERTO JUSTO AUEL

04 de Octubre de 2015

El General de Brigada (R) Heriberto Justo Auel es un distinguido militar, poseedor de una envidiable preparación académica. Profesor universitario, presidente del Instituto de Estudios Estratégicos de Buenos Aires, entre otras tantas funciones además de pensador y escritor: Su libro Política y Estrategia Internacional Contemporánea es material de consulta así como también sus numerosos ensayos y tratados. Desde los tiempos de aquel debate entre Auel y Eduardo Aliverti, pasando por el famoso video de su declaración como testigo ante el Tribunal Oral Criminal Federal número Uno -lo reconozco, fui dueño de un accionar un tanto tardío- comencé a perseguir a  este hombre que construye cada oración con un elevado grado de lógica, conocimiento y pensamiento crítico. Los devotos de la lengua pueden estar más que satisfechos con el cuidado otorgado a sus palabras y un poder de sintaxis que viene acompañado con información, historia y experiencias.

General y Estratega Heriberto Justo Auel

General y Estratega Heriberto Justo Auel

Fabián Kussman: He tenido la fortuna aprender, gracias a sus libros, sus ensayos y nuestras conversaciones, General. Ahora está en boca de todos el libro de Gabriel Levinas “Doble Agente”, una biografía no autorizada de Horacio Verbitsky, presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). Esto me lleva a preguntarle sobre su teoría -teoría en el concepto real, hipótesis, observación, estudio, experimentación y exposición para que se repita la experiencia- de “Triple Agente”. ¿Verbistky, “triple Agente”?

Heriberto Justo Auel: Hace años, el ya fallecido patriota Carlos Manuel Acuña -veterano periodista- publicó varios libros denunciando que Verbitsky operaba como agente de inteligencia británico. Llama la atención que Levinas lo omita.

La Argentina peleó las guerras “posibles” durante la Guerra Fría, en zona desnuclearizada: una “limitada” y breve, en el Atlántico Sur y otra “muy limitada” y larga, que cabalgó al “estado de guerra civil”, en su etapa posterior a 1955. Ésta última no es considerada hoy -por la gran mayoría de nuestros políticos- como lo determinó la Cámara Federal de la CABA: “guerra civil revolucionaria”.

Muchos simpatizantes del agresor revolucionario, aun hoy, no la ven. En ella actuó, como triple agente, “el perro”, como se lo conocía al montonero Verbistky.

Su actuación, en la etapa de la explotación jurídica de la agresión revolucionaria, desde 1983, se realizó a través del CELS y ha sido central para el objetivo británico de la destrucción institucional del Estado argentino. En particular de sus FFAA y del sistema judicial federal.

Fabian Kussman: Siempre le he comentado sobre información anexada al pié de página en cada uno de sus trabajos. Al fin de cada capítulo -módulos en su caso- se encuentra esto y más: Citas de otros autores, bibliografía, datos y fechas. Cantidades enormes. Esto es una declaración tácita suya: “Sean escépticos. No me crean a mí. Aquí está la reseña…” Siendo esto así, como es posible que nos hayamos “tragado” El Relato?

Heriberto Justo Auel: En las guerras en acto, la “infoesfera” constituye una acción estratégica muy importante. Las guerras del siglo XXI se dan fuera de teatros de operaciones militares. Se desarrollan sobre las sociedades. La masa de bajas son civiles y el Estado se enfrenta a “milicianos” que operan sin límites morales ni responsabilidad.

Ello exige a los actores manipular a la opinión pública a través de la comunicación social. El “relato”, que es una falacia narrada, es una exigencia del ya antiguo proceso pseudo-revolucionario, que actualmente en nuestro país controla al 80 % de los medios, a través del Estado.

Esa es la causa de que un porcentaje -el menos independiente y el más tansculturizado- apoye al “modelo populista”, que lo retiene en la pobreza. Son los militantes y “sectores duros” que han “tragado” el “relato” que los medios repiten sin pausa, a lo largo de todos los días.

Fabian Kussman: El pequeño gran libro de Javier Anzoategui “Breve Explicación del Principio de Legalidad Penal y de los Juicios de Lesa Humanidad” sentencia que la justicia Argentina ha preferido ceñirse, en estos casos, a “Costumbres Internacionales” en vez de acatar la Constitución Nacional y en vez del Código penal. Qué son “Costumbres Internacionales”? Podemos entender por estas costumbres a que un gobierno -Arabia Saudita, por ejemplo- no permita conducir automóviles a mujeres?

Heriberto Justo Auel: Hay países que se conducen a través del “Derecho Consuetudinario”, consolidado a través del tiempo y tomado de sus tradiciones, es decir de sus “costumbres”. Nosotros, en nuestra Argentina -como la gran mayoría de Occidente- hemos adoptado el Derecho Positivo, establecido en Códigos escritos y estos derivados de la Constitución Nacional. Los gobiernos dependientes del Socialismo Siglo XXI -a través del Foro de San Pablo- han arrasado con los principios del derecho penal codificado, han quebrantado a la Constitución Nacional y, cuando es conveniente, se apoyan en un derecho que nos es ajeno, tal el caso de las “costumbres internacionales” que no rigen para nosotros en el ámbito interno, si bien conforman al Derecho Internacional Público que se fundamenta en las “costumbres” del derecho anglo-sajón, de origen consuetudinario.

La Argentina ha licuado su jurisprudencia penal, para “trastocar” una derrota terrorista-revolucionaria en el terreno, en una victoria política-estratégica que llevó al gobierno al neo-marxismo.

Fabian Kussman: Somos un país de fútbol. Si me lo permite, voy a tomar como ejercicio un ejemplo de esta índole. En la actualidad los saques de banda se realizan con la mano. Mañana, la Federación Internacional de Fútbol cambia esta regla y permite efectuar esta reanudación del juego solo con el pié. Todos aquellos deportistas que en el pasado lo produjeron con las manos son multados. Puede ser esta una buena alegoría acerca de lo que están viviendo ex uniformados hoy?

Heriberto Justo Auel: Así es. Es uno de los principios del derecho penal que se omite y destruye, para judicializar a la guerra. Es el de la aplicación de la ley “ex post facto”. Se aplican leyes posteriores al hecho del delito, además de sacar “al reo” de su “juez natural”. Los jueces y fiscales que operan los juicios que se originan en eventuales delitos correspondientes al “jus in bello”, son PREVARICADORES. Y ellos -en su mayoría- son conscientes de ello.

¿Conoce Ud. algún país en el mundo que haya juzgado a sus soldados -mandados por el Estado a aniquilar a un agresor revolucionario-  con el Código Penal, como si fuesen vulgares asesinos? Sin embargo ello ocurre hoy en nuestra Patria, pues ha operado la política de derechos humanos unilaterales -en manos comunistas- y ella origina la necesidad de negar que “hubo una guerra civil-revolucionaria”. Es el gran éxito del “relato”.

La política de los derechos humanos ha reemplazado a la política de seguridad nacional. Vivimos hoy en una cruel inseguridad e indefensión, provocada por esta maniobra británica, controlada por los revolucionarios neo-marxistas  mimetizados. Una colusión inimaginable.

Fabian Kussman: ¿Podríamos recibir más de esta clase de atropellos? Es decir, podemos -con este extraño pensamiento jurídico de los magistrados funcionales al gobierno- tener sorpresas?

Heriberto Justo Auel: Todo atropello a la ley y a la Constitución es esperable y hasta “natural” para la continuidad de la pseudo-revolución. Cuando no pudieron reformar la Constitución, recurrieron a la “democratización de la Justicia” y cuando ese camino se cerró, modificaron los códigos. No hay límites para retener el poder revolucionario: “llegamos para quedarnos” y “vamos por todo”. Esas son expresiones de quienes conducen al neo-marxismo, con un 70 % de la población en oposición -pero dividida-.

Fabian Kussman: Con la ascenso al poder, la “Juventud Maravillosa”, los “Grupos Revolucionarios” -derrotados en nuestra guerra civil- han ganado a lo largo de los años una “Guerra Fría Interna”?  Podemos registrar o acuñar el término Guerra Fría Civil?

Heriberto Justo Auel: Nuestra guerra civil revolucionaria no fue “fría”. Fue muy caliente. Tuvimos un record mundial de hechos terroristas a lo largo de una década -22.800 en diez años-, con infinidad de muertos y destrozos. Fueron derrotados en combate, el cuasi-Estado no dio batalla -la dirección estratégica de los combates- y la guerra -en el plano político- trastocó el éxito táctico de los argentinos -en el terreno- en una derrota que hoy somatizamos en medio de una decadencia generalizada.

El pivote de giro fue el decreto 158/83, traído desde el RU inmediatamente después de la Guerra del Atlántico Sur por el Dr. Carlos Nino y firmado por el Presidente Alfonsín horas después de asumir la presidencia. El caso a homologar fue el de la “purga estalinista”, posterior a la guerra civil rusa. En ella fueron fusilados 36000 oficiales del Zar, por los tribunales populares.

Fabian Kussman: Desconozco si se aplica a su área de pericia pero las elecciones están a la vuelta de la esquina. La lucha electoral, se puede comparar a una guerra? La contienda electoral, es Táctica o es Estrategia?

Heriberto Justo Auel: Hay una puja entre partidos, para alcanzar el poder. Los partidos deberían trazar sus estrategias y tácticas en el campo de la “pequeña política electoral”. Hoy los partidos tradicionales están en total dispersión provocada por los “entrismos” de izquierda. La puja es entre candidatos.

Pero es una puja de ideas, o debería serlo. El hecho de que existan agresiones personales, no las homologa a una guerra, donde siempre hay sangre. Lo que sí debemos tener en cuenta en éste momento histórico, es que estamos a treinta días de tomar una decisión fundamental: ¿le damos continuidad al proceso revolucionario, teñido de narco-terrorismo, o retomamos el camino de la república constitucional, con nuestro voto? Según lo hagamos, nuestro futuro será de Paz o de agravamiento de tensiones sociales, que pueden regresar a la guerra civil.

Fabian Kussman: Perón solía decir: “Para un Peronista no puede, ni debe, haber nada mejor que otro Peronista”, Un Peronista -deduzco- no puede estar luchando contra otro Peronista y si así lo hiciera -citando a Mao Tse-tung- era alguien que se estaba pasando a otro bando. De todos los candidatos “Peronistas”, quién se pasó al otro bando?

Heriberto Justo Auel: Esa expresión de Perón correspondía a la grave crisis socio-política anterior a 1955, que sería cabalgada -desde 1959- por la guerra revolucionaria. El “último” Perón, como el “último” Balbín, estaban de regreso de la ciega confrontación interna -guerra civil- sin objetivos. Entonces -1974- el lema fue: “para un argentino, nada es mejor que otro argentino”, palabras no aceptadas por los resentidos sociales organizados en bandas armadas.

Muertos los ancianos líderes tradicionales, que buscaban la pacificación y la unidad, regresaron los “jóvenes turcos” de clase media, que aterrorizaron a la sociedad argentina. Producida la cooptación y licuación de los partidos, en tiempos electorales encubren con piel de corderos, al lobo que llevan dentro. Entonces el neo-marxismo se arropa como peronistas o radicales, pero no lo son. Alguna prensa, que lo sabe, no lo ve, o mejor dicho, no lo quiere ver. Nadie cita a la revolución. El muro creado por la política de derechos humanos, se hizo impasable para la dirigencia política.

Fabian Kussman: Encuentra usted, General, alguna similitud entre La Banda de los Cuatro actuante en la China de Mao y algunos grupos cercanos al gobierno?

Heriberto Justo Auel: Alguna homología puede encontrarse. La “revolución cultural” de esa etapa maoísta fue un gran fracaso que trajo una reacción política positiva, que hoy avanza. Claro está, detrás hay 4000 años de historia y de cultura. Nuestros pueblos jóvenes tendrán que recibir alguna ayuda más, que la sola fuerza de la  inercia histórica. Es aquella que la sociedad -intuitivamente- espera desde El Vaticano.

Fabian Kussman: Usted señala que el “Che” Ernesto Guevara Lynch era un hombre de gran resentimiento social. Estos inquietantes grupos como el de Milagro Sala, son individuos de alta animadversión social? Son los miembros de ISIS personas de elevado antipatía general? O hay intereses más materiales?

Heriberto Justo Auel: En el ISIS hay motivaciones sectarias, de origen religioso y propósitos políticos, con alianzas criminales. En “las milicias” partidarias ideologizadas, organizadas con dineros públicos, el propósito es contar con organizaciones para-estatales armadas, de choque, para el sostenimiento de la pseudo-revolución. Por ello se eligen líderes de bajo nivel cultural y fuerte adhesión al dinero, dóciles, aun ante lo ilegal e ilegítimo.

Fabian Kussman: Daniel Scioli, hace más de veinte años, defendía el accionar Militar en la lucha contra el terrorismo. Entiendo que los seres humanos cambiamos, evolucionamos -para bien o para mal- aprendemos nuevos conceptos y esto -hipotéticamente- pueda haber sucedido con el candidato presidencial. Ahora bien, es este el perfil de ese Estadista, ese Estratega, que usted reclama para la Argentina? Lo imagino arqueando las cejas, General. Entonces, hay otro candidato que pueda tener esa personalidad y preparación?

Heriberto Justo Auel: El candidato ideal, no existe, pero como dicen los chicos, “es lo que hay”. Y dentro de lo que hay es imprescindible elegir lo mejor, lo que es bueno.

Como consecuencia de una masiva acción psicológica del gobierno, que busca la continuidad del “modelo”, Scioli, un gobernador fracasado y no querido por el cristinismo, marcha adelante en las encuestas, siendo la contrafigura de un estadista o de un estratega.

Necesitamos, inmersos en una fuerte crisis generalizada, una conducción con AUTORIDAD  y ésta solo emerge de la sumatoria de actos de una persona, o de un conjunto de personas que a lo largo de sus vidas hayan pedido deberes, antes que derechos. Esa debería ser la búsqueda afanosa del electorado, en los días que corren.

La ausencia de Scioli en el debate por TV, de los candidatos a la presidencia  en el día de hoy, demuestra con toda claridad que no es “nuestro hombre”.

Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

http://www.prisioneroenargentina.com/#!general-heriberto-j-auel-octubre-2015/crhw

Publicado por Andrea Palomas Alarcón en 8:27 p.m.

Enviar esto por correo electrónico

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: