Skip navigation

Monthly Archives: October 2016

Los titulos amarillos contienen LINKS para documentos importantes en PDF 

.screen-shot-2016-10-13-at-10-41-38-am

Link para compartir > > > > http://wp.me/p2jyCr-NR



Inicio del mensaje reenviado:
De: Eduardo Palacios Molina <palaciosmolina@gmail.com>
Fecha: 11 de octubre de 2016 19:38:53 GMT-03:00
Para: undisclosed-recipients:;
Asunto: Fwd: Viaje Tucumán
VIAJE DE LOS ABOGADOS ALBERTO SOLANET, GERARDO PALACIO HARDY, RICARDO SAINT JEAN Y CARLOS BOSCH DE LA “ASOCIACIÓN DE ABOGADOS POR LA JUSTICIA Y CONCORDIA” A TUCUMÁN. UN ANÁLISIS DE LO QUE DEBERÍA HACERSE PARA LIBERAR LOS “PRESOS POLÍTICOS” Y LAS DIFICULTADES DE TODO ORDEN PARA LLEVARLO A CABO.
———- Mensaje reenviado
____________________

Viaje a Tucuman  dc Justicia y Concordia

<justiciayconcordia@justiciayconcordia.org>
Fecha: 11 de octubre de 2016, 18:56
Asunto: Viaje Tucumán
Para: Justicia y Concordia <justiciayconcordia@justiciayconcordia.org>

Viaje de Justicia y Concordia a Tucumán

Estimados amigos asociados:

Emprendimos  este viaje a Tucumán Alberto Solanet, Gerardo Palacios Hardy, Ricardo Saint Jean y Carlos Bosch.

El miércoles 28/9 llegamos al anochecer y fuimos espléndidamente recibidos, en casa de Elvira Cossio de Quesada, por un grupo de grandes luchadores que ella integra, todos amigos y amigas de Luz García Hamilton y de su marido Luis Paz. Charlamos esa noche largo y tendido sobre el juicio en marcha vinculado con el Operativo Independencia, sobre los jueces, los imputados, los acusadores. Y también sobre otras muchas cosas.

Además de la dueña de casa y del matrimonio Luis Paz-Luz García Hamilton, estaban el coronel José María Menéndez, hermano del general, y su mujer Yethel; el comisario Camilo Orce, que nos buscó en el aeropuerto, y su esposa, Ana Peña; Gustavo Silvetti y su esposa Martita; Maria Helena Gonzalez Górgola de Svensen (éste está preso y lo conocimos en el tribunal). También al día siguiente Vicky Herrera de Padrós, quien hace la Vírgen de la Eucaristía y la difunde.

Alberto Solanet perdió su avión ese día, pero no se rindió: sacó otro pasaje para más tarde, asumiendo el doble costo y llegó nomás, aunque bastante más tarde.

Empezamos bien temprano el jueves. Visitamos en tribunales a varios imputados que esperaban el comienzo de la audiencia de ese día. Luego, mientras Saint Jean visitaba al Teniente coronel Eduardo del Río, los demás hicimos lo mismo con el coronel Zírpolo (preso hace 10 años), hombre digno y sereno, y luego con el policía Reyes Quintana.

Almuerzo rápidamente con el abogado defensor Facundo Maggio e inmediatamente partimos el Penal de Villa Urquiza, donde estuvimos con cuatro presos, el Coronel Stel, los guardia cárceles Valenzuela y Álvarez, y el agente Carlos de Cándido. Valenzuela y Álvarez, con seis años de cárcel, esperan la domiciliaria.

Visitamos también – separados en dos grupos – al cardenal Villalba y al Obispo Zecca.

Luego, al anochecer, fue el acto programado en el hotel Carlos V, con la presencia de unas 200 personas. Todo organizado cuidadosamente por Luz García Hamilton y su equipo.

Luz hizo la presentación de los visitantes, y habló en primer término Palacios Hardy.

Palacios Hardy

Trazó un panorama de nuestra situación política, enfatizando la enorme farsa de los juicios de lesa humanidad. Este problema es político, aseveró. Lo político se está usando como medio de venganza y la venganza para obtener los fines buscados en la guerra: es la continuación de la guerra por otros medios. La perdieron militarmente, pero la prosiguen ahora, así.

De esta situación – explicó -, en teoría podría salirse por dos canales: la amnistía y la anulación de los juicios. El primero, el mejor y más inteligente, no es factible en esta Argentina de hoy, pese a los 40 años transcurridos: la propaganda ha impuesto con fuerza en los jóvenes el slogan del “terrorismo de Estado”.

Tampoco el segundo canal mencionado es viable hoy. Es claro que los juicios son nulos, y vergonzosos además, pero los tribunales actuales, y esta Corte, y este gobierno no lo admitirán.

¿Qué hacer, entonces? Por lo pronto, tres cosas: un diagnóstico claro de la situación y sus causas; una consigna que sintetice y exprese el remedio; y generar un fuerte ambiente colectivo, espeso, para que la consigna se convierta en exigencia. Eso para empezar.

En cuanto al diagnóstico, se preguntó el disertante cómo pudo ocurrir esto de un día para el otro por impulso de los mismos tribunales que habían avalado las leyes de pacificación. Es que en realidad estos juicios – aclaró – son parte de un plan mayor que tiene por fin la colonización ideológica de la administración de justicia. E integra una estrategia global lanzada en la Argentina desde 1983. Este plan destructivo ataca en todos los frentes: el Estado, la educación, la cultura, la economía, la familia. Se trata de un proceso revolucionario. Y el caso es que esta farsa judicial, resultado del trabajo de infiltración de los organismos de derechos humanos, es una parte de ese plan y de ese proceso. Lo cual es confirmado por lo que pasa hoy en otros países: Colombia, Chile, Perú. Se trata de la venenosa infiltración de las instituciones por parte de las organizaciones de los Derechos Humanos.

Con esas dos palabras: derechos humanos, han construido la ideología de los Derechos Humanos. Con ellas interpretan toda la realidad según sus designios. Así, establecieron en el sistema interamericano de Derechos Humanos la presunción absoluta de que sólo el Estado puede vulnerar esos derechos. No así los que atacan al Estado, aunque maten policías, o civiles o chicos en las calles. Es terrorista el Estado cuando los viola. No los grupos terroristas que atacan a la Nación y a todos los argentinos.

La pregunta de hoy, entonces, es qué hacer. Según lo dicho, hay que pasar a la acción. Buscar unidad estratégica y camaradería. Aprender cómo comunicar. Formar la red desde abajo. Trabajar fuerte con hombres y mujeres que compartan la crítica, que adviertan el peligro. Hay que crear esa red, como han hecho ellos.

Ricardo Saint Jean

Luego tomó la palabra Ricardo Saint Jean y esbozó, desde el plano jurídico, la respuesta al interrogante de cómo se sale de esto, es decir de esta absurda y destructiva situación política y judicial a la cual fuimos conducidos a partir del gobierno de Alfonsín.

Las posibles medidas legislativas y del Poder Ejecutivo para solucionar el problema fueron analizadas por Palacios Hardy y descartadas en las circunstancias actuales creadas por la revolución que ha venido sufriendo la Argentina.

Queda entonces la vía judicial, que puede ser inmediata o gradual. La primera, sería un fallo de la Corte que se pronuncie ahora en el sentido que lo hicieron en su momento los votos minoritarios en Arancibia Clavel, es decir declarando la inaplicabilidad de la calificación de lesa humanidad (nacida a partir del Estatuto de Roma) a los delitos de los años 70, y por ende estableciendo la prescripción de todos ellos.

La segunda, gradual, sería la declaración de insubsistencia de la acción penal. Esta se encuentra contemplada en tratados y ha sido también aceptada – en general – por jurisprudencia de la Corte argentina. Según ella, la continuación de la acción penal es inadmisible cuando ha transcurrido un muy largo plazo. No se trata de la prescripción, sino de un instituto diferente. La lejanía del hecho, el transcurso del tiempo sin resolución, torna insubsistente la acción penal. 

Por ello, la Corte en su nueva conformación, o algún tribunal de Casación, podría pronunciarse en ese sentido. Habrá que ver – aclaró- dónde se aplica ese “corte”: si se aplica sólo a los juicios aún no iniciados para terminar con la permanente instauración de nuevos procesos, o también a los que están en trámite pero aún no sentenciados. Respecto de los ya sentenciados la solución será la aplicación del dos por uno y la prisión domiciliaria.

Y, enlazando con lo que dicho por Palacios Hardy, finalizó señalando la necesidad de una red comunicacional que permita coordinar acciones e iniciativas tendientes a crear un clima de revisión del “relato” instaurado y promover la verdad y la concordia.

No es casualidad – dijo – que Tucumán, donde familiares y amigos de los perseguidos se organizan, asisten a las audiencias y presionan en los medios, tenga hoy sólo 4 hombres en la cárcel, dos de los cuales tienen ya concedida domiciliaria y están a la espera de la pulsera, mientras todo el resto de los detenidos están excarcelados, en domiciliaria o absueltos. 

Bien, este resumen que se ha hecho de las dos disertaciones no refleja en manera alguna el ambiente de intensa atención y de aprobación que hubo en ese acto por parte del público, al punto de notarse una fuerte emoción en muchos de los presentes.

Esa noche, nueva recepción de nuestros amigos, cada vez más alegre y amistosa. Esta vez en casa de Sebastían y sofía, hijos de Yethel. Generosamente pusieron la casa y nos convidaron con excelentes pizzas hechas por ellos mismos.

 

El viernes por la mañana temprano nos entrevistamos en tribunales con el presidente del tribunal, Dr. Casas. Nos señaló el juez que nosotros lo hemos denunciado ante el Consejo de la Magistratura pidiendo su remoción. La reunión fue, sin embargo, amable.

Más tarde presenciamos la audiencia de ese día. Recibimos algunos cantitos amenazadores del sector de la izquierda (visto desde el tribunal), todos munidos de carteles de desaparecidos, sector al cual nuestras patricias hacen frente sin retroceder un ápice, con la Virgen de la Eucaristía al frente. La impresión de esa audiencia, más allá de que el tribunal pareció más bien ecuánime en sus decisiones sobre planteos de las partes, fue lamentable en cuanto a la seriedad que debería imperar en un proceso judicial. Aplausos, carteles, testigos que saludan victoriosos a los presuntos familiares de víctimas, una fiscal, ¡bien digo, una fiscal!, que a vista y paciencia del tribunal hace muecas y  morisquetas al defensor mientras este expone, omitiendo los jueces la condigna sanción pese al pedido expreso del defensor; otro fiscal o abogado de querellante que es pariente del testigo, etc.

En fin, la sensación clara de que, mejores o peores los tribunales, la judicatura argentina ha caído en un impresionante grado de “chanterío”, del cual será muy difícil salir. ¿Cómo salir de eso cuando nada menos que el presidente de la Corte Suprema sostiene una y otra vez públicamente que el camino de persecución y arbitrariedad desatado por el kirchnerismo y por la izquierda subversiva contra militares y policías es una “política de Estado”?  

Por la tarde, visitamos al coronel Fernando Torres, preso domiciliario. Luego Palacios Hardy, visitó también al agente Pasteris, en la misma situación.

Realmente salimos muy impresionados de esta visita. En primer lugar, el grupo de mujeres y varones luchadores, alegres, valientes, amistosos, que nos acogieron como si estos cuatro abogados fuéramos realmente personas muy importantes. Siempre dentro a de este primer lugar, la gran capitana Luz y su marido Luis Paz, desbordante de amistad y de un humor a toda prueba. Nos llevaron y trajeron, nos abrieron Villa Nougues, nos acompañaron en todo momento. En segundo lugar, el acto del jueves noche. Formidable, todo organizado por este magnífico grupo de patriotas.

A las charlas que dieron GPH y RSJ, se las define con una palabra compartida por todos los que los escuchamos esa noche:      MAGNIFICOS.

Saludos a todos.

____________________

Dr. Gaston A. Saint Martin (Editor de este Blog)

Advertisements

Carta del ex-fiscal Gustavo Demarchi

 A Alfredo Nobre Leite
Hoy, domingo, 09 de octubre de 2016:38 p.m.
Alfredo Nobre Leite (marimba37@outlook.com  )

Sr. Director

CARTA DEL DR. GUSTABVO M. DEMARCHI, ABOGADO , PRESO POLÍTICO DEL RÉGIMEN KIRCHNERISTA Y EX FISCAL DE MAR DEL PLATA (1974/1976). POR LA CLAUDICACIÓN DEL PRESIDENTE DE LA CORTE SUPREMA, RICARDO LORENZETTI, QUE VIOLÓ LA LEGALIDAD AVALANDO EL ENJUICIAMIENTO DE MIEMBROS DE LAS FUERZAS ARMADAS, DE SEGURIDAD Y POLICIALES POR SEGUNDA VEZ, VIOLANDO LA IGUALDAD ANTE LA LEY, MIENTRAS A LOS SUBVERSIVOS SUS CRÍMENES QUEDAN IMPUNES, POR NO REABRIR SUS CAUSAS: FIRMENICH, BONASSO, VACA NARVAJA, PERDÍA, VERBITSKY, ENTRE OTROS. EL DOCTOR DEMARCHI MENCIONA LA ACCIÓN TRAICIONERA DEL GENERAL MARTÍN BALZA (COMPAÑERO DE RUTA DE HEBE PASTOR DE BONAFINI), EX JEFE DEL EJÉRCITO DURANTE EL GOBIERNO DE MENEM, DEVENIDO EN KIRCHNERISTA (ESTÁ TODO DICHO).

POR FAVOR DIVULGAR,

ALFREDO NOBRE LEITE
Asunto: Carta del ex-fiscal Gustavo Demarchi

Enviado: domingo, 09 de octubre de 2016 11:37 a.m. Asunto: Carta del ex-fiscal Gustavo Demarchi

A MI FAMILIA, COMPAÑEROS, AMIGOS, COLEGAS, CLIENTES, CONCIUDADANOS Y COMPATRIOTAS.

Link Para Compartir > > > >   http://wp.me/p2jyCr-Nu 

Mar del Plata, 12 setiembre 2016.

De mi consideración:

Gustavo Demarchi, abogado (T.70- F.558 CFALP), actualmente detenido en el Penal de Batán, como preso político con prisión preventiva decretada, trataré de efectuar una síntesis de mi detención y prisión ilegal con la utilización del Poder Judicial como un arma de persecución política:

Ante el armado de una causa criminal en mi contra por parte de los jueces del Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Mar del Plata, Roberto Falcone, Mario Portela y Rubén Parra, en connivencia con integrantes de organizaciones terroristas que operaron en contra del gobierno constitucional durante el lapso de 1974 al 24 de marzo de 1976 y la impronta del Fiscal General de la Justicia Federal de Mar del Plata, Dr. Daniel Adler, me involucran en la causa Nº 13.793 del Juzgado Federal Nº 3, Secretaria de Derechos Humanos de Mar del Plata.-

La misma está iniciada por una denuncia del Fiscal Dr. Daniel Adler, paradójicamente, con un escrito mío pidiendo declarar en el denominado juicio por la verdad ante las acusaciones basadas en falsos hechos por el ex guerrillero de Montoneros, y adherente de las FARC, Eduardo Soares, quien declaró como testigo tres veces dando diferentes versiones y contando para ello con la complicidad del Tribunal Oral Federal de (Roberto Falcone, Mario Portela  y Rubén Parra), sobre una supuesta participación mía en la CNU a la cual nunca pertenecí. Falsedad a la cual se llega aviesamente criminalizando mi amistad con el Dr. Ernesto Piantoni.-

Como el mismo Soares lo reconoce, en el ejercicio de mi cargo de Fiscal Federal lo acusé por infracción a la Ley 20.840 de lucha contra la subversión durante el gobierno constitucional en 1975 y resultó condenado con sentencia firme de 1ra. Instancia y confirmada por la Cámara Federal.-

Este solo hecho configuraba una manifiesta falta de idoneidad del testigo Soares a mi respecto configurando ese testimonio, en realidad, un ataque a mi persona a manera de venganza política de las organizaciones terroristas que durante la vigencia del gobierno constitucional constituido el 25 de mayo de 1973 agredieron al pueblo argentino para imponer una dictadura de corte castro-comunista y con metodología nazi (Mano derecha extendida hacia adelante, desfile con pancartas, etc.).-

Esa presentación, ante el Fiscal Adler, donde se acreditaba la vinculación del testigo Eduardo Soares con la narcoguerrilla de las FARC, fue acompañada por la manifestación de que Soares homenajeó y apoyo a esa organización narco-terrorista durante un acto en marzo de 2004 en la sede la organización “Madres de Plaza de Mayo” junto con el Secretario Gral. Partido Comunista Patricio (ver panfleto).-

 

La reacción de diversos organismos; supuestamente defensores de los derechos humanos, cuando en realidad operan como defensores de posturas antirrepublicanas ligadas a organizaciones del terrorismo “setentista” (Montoneros, FAR, FAP, ERP, etc.); fue cuestionar  esa presentación que dio inicio a acciones en la UFIDRO (fiscalía temática de lucha contra el narcotráfico) y que derivaron; de manera insólita y temeraria a favor de la impunidad del narcotráfico y  como consecuencia de esa presión antirrepublicana; en:

a) La disolución de la Fiscalía especial de “Lucha contra el Narcotráfico y el Terrorismo”

b) La renuncia del fiscal a cargo Dr. Gentili y

c) El inicio de esta acción (causa 13.793) contra el suscripto, por parte del Fiscal Daniel Adler quien así dejó de ser cuestionado por esos “organismos” defensores de los terroristas bajo la engañosa denominación  de instituciones defensoras de los “derechos humanos” y,  por  hechos acaecidos hace ya 38 años en los cuales no tuve ningún tipo de participación ni responsabilidad y aplicando retroactivamente la imprescriptibilidad de las acciones penales vigente recién en Argentina a partir de  setiembre de 2003.-

Este testimonio interesado se suma a la conjetura de que el suscripto al ser Fiscal Federal cuando se suceden los hechos del asesinato del Dr. Ernesto Piantoni (de quien yo era amigo), el 20 de marzo de 1975 y al día siguiente la muerte violenta de cinco presuntos montoneros, supuestamente por represalia al crimen anterior y dictaminar en esos casos como Fiscal, después de la instrucción federal policial (competente por delegación del Juez Federal González Echeverry), procedí a dictaminar en todas esas causas (5) el sobreseimiento provisorio con la expresa disposición de dejar la causa abierta. El sobreseimiento provisorio dictaminado fue acogido por el Juez indicado que fue quien los decretó.-

Con ello se me procesa y se dicta mi prisión preventiva por asociación ilícita y encubrimiento de los 5 homicidios, sin involucrar al Juez que los dictó ni a los fiscales que me sucedieron después de mi cesantía en julio de 1976 y es así, el Juez quien establece el estatus jurídico respectivo. Se obvia de manera absurda que un dictamen fiscal no es vinculante ni constituye estado. Es sólo una opinión, si bien calificada, de la secuencia procesal a seguir, pero en modo alguno constituye estado y, menos aún, puede ser tenido en consideración para la comisión de delito alguno y/o participación en una asociación ilícita.-

De esta maniobra surge claramente que sectores de la justicia Federal de Mar del Plata, en especial los jueces del Tribunal Oral Federal Roberto Falcone, Néstor Parra y Mario Portela, se han empecinado en no sólo la persecución política del suscripto, fácilmente deducible por acusadores provenientes de organizaciones guerrilleras, destituyentes del gobierno democrático surgido de las elecciones del 11 de marzo de 1973, como Montoneros, contra quien, como Fiscal Federal, le requerí su procesamiento en orden a la Ley 20.840 durante el imperio de la Constitución (1974/1976), sino que, además, se entronca con actores funcionales o panegiristas del narcotráfico que, a su vez, tienen abogado común como es  César Sivo o los Dres. Roberto Falcone, Mario Portela y Nèstor Parra, en causas penales y en querellas contra periodistas.-

Se instrumenta mediante la manipulación y banalización de los derechos humanos que resultan, en el caso, ser un instrumento para perseguirme y luego procesarme con fundamento en testimonios interesados como el de Soares y demás militantes de Montoneros o sus formaciones de superficie (JUP Regionales, JTP, Movimiento de Bases, etc.).-

Así, la conexión de diversos protagonistas que coadyuvan a la formación e impulso de la causa, donde se me priva de mi libertad desde hace 5 años y 7 meses, con el narcotráfico resulta insoslayable para la comprensión del entramado judicial y político en mi perjuicio.-

En efecto, a la clara identificación del testigo Soares con la  narcoguerrilla de las FARC, ya apuntada y corroborada en los documentos que son de público conocimiento y verificables por la web (www.lasfarcenargentina), debe destacarse que el suscripto, en su calidad de Camarista Federal subrogante, con fecha 28/06/96 en la causa 1455 confirmó la Prisión Preventiva por tráfico de éxtasis en Pinamar en la causa: “FERRO VIERA, CARLOS S/ INFRACCIÓN LEY 23.737”, rechazándole un planteo de nulidad. (Registrada bajo el Nº 1324, Tomo III Folio 37 de la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata) al encartado Carlos Ferro Viera como surge de la resolución respectiva .-

Esta causa, oportunamente fue girada para juicio oral y público luego, al Tribunal Oral Federal de Mar del Plata, a cargo de Roberto Falcone, Néstor Parra y Mario Portela, (que tiene antecedentes muy particulares con respecto al narcotráfico a saber: desaparición de 100 Kg. de drogas secuestradas y nulidad de 43 procedimientos con secuestro de drogas y detención de narcotráfico en Mar del Plata con la excusa de no estar debidamente fundados los allanamientos nocturnos), quienes, después de operada una “singular metamorfosis” por la cual las pastillas de éxtasis secuestradas a Carlos Ferro Viera mutaron a analgésicos, dictó un fallo absolviendo a Carlos Ferro Viera “resguardando su buen nombre y honor”. Como si esto fuera poco, el principal sindicado como jefe del narcotráfico en la provincia de Buenos Aires por la Dra. Elisa Carrio, Anibal Fernández, en oportunidad de ser Ministro de Justicia, nombró al Dr. Roberto Falcone como su asesor para la despenalización de la tenencia de droga.-

A modo de agregado relevante se destaca la conexión directa de Carlos Ferro Viera (el proveedor de droga de Maradona cuando estuvo al borde de la muerte en Uruguay) con Gustavo Mustoni Alías “Palmer” (por “pala” y “merca”) quien fue “puntero político” en La Plata de Julio Alak, Ministro de Justicia del gobierno kirchenrista, y luego vocero de la línea aérea Southern Winds (S.W) cuando se produjo el contrabando de droga en las valijas que llevaba como destinatario “Embajada Argentina”.

El día 17 de noviembre de 2010 presenté mi pedido de refugio y asilo ante la Cancilleria de Colombia.-

De ahí en más se sucedieron por mi parte numerosas presentaciones dando pruebas del compromiso del gobierno argentino o de organizaciones paraestatales como la ONG “Madres de Plaza de Mayo” e “Hijos” como se acredita con las copias adjuntas de las actuaciones referidas.-

A pesar de ello la acción de la Cancillería colombiana actúo en connivencia política con el gobierno argentino y me constituí en moneda de cambio para que Colombia no solo ingresara al UNASUR sino que además se le diera la titularidad de la Secretaria General. El emisario fue el despreciable Gral. Martín Balza, compañero de ruta de Hebe de Bonafini y del montonero Dr. Juan Mendez  quien cumplió, una vez más, con el pago de su impunidad en la represión de la contraofensiva terrorista montonera en Paso de los Libres (Corrientes) en 1979.-

Esta connivencia entre un ex montonero, hoy catedrático en Estados Unidos “Milité en el peronismo revolucionario”, eufemismo para disimular su pertenencia a Montoneros (Dr. Juan Méndez), y un General que en busca de su impunidad, como el Gral. Balza, se convierte en un vocero arrepentido es una clara demostración de la infamia política en la que se basa la instrumentación de los derechos humanos con fines esp٠reos y de persecución de adversarios o enemigos. Intentan convertir a la historia en el resultado de una ocurrencia arbitraria y mezquina, instalándose como una instancia superadora de la falsedad cínicamente expuesta por ex terroristas, como Méndez, asociados a ex represores, como Balza. Esto se concreta con la asunción de la mentira solapada como verdad, la que es adornada por bravuconadas supuestamente académicas, que son realizables aprovechando la ingenuidad o estupidez de variadas organizaciones de derechos humanos europeas cargadas de culpa por las masacres que concretaron los totalitarismos europeos como los socialismos Nazi y Comunista.-

El estado colombiano el 2 de  febrero de 2011 me rechazó el refugio y nunca se expidió sobre mi pedido de asilo incumpliendo, así, con el Tratado de Montevideo y con el derecho que establece el Pacto de San José de Costa.-

Una persecución política por parte del gobierno argentino utilizando la obediencia y colaboración de jueces “conversos” y “funcionales”, como lo reconociera en su “confesión” el fiscal Claudio Kishimotto.-

Con ello, el gobierno colombiano, no solo logró el ingreso al engendro pergeñado por Chávez y Kirchner, llamado UNASUR, sino que consiguió la Secretaria General del mismo.-

 

En ese contexto mi situación no podía “encajar” sino en la colaboración con el populismo tolerante con el narcotráfico que se había instalado en la Argentina con el gobierno pro montonero y simpatizante de las FARC de los Kirchner. Baste recordar que en Buenos Aires la vocera de la FARC fue recibida por el gobierno y reivindicada por la “paragubernamental” Madres de Plaza de Mayo, en el mismo esquicio contemporáneo que grupos afines a la guerrilla setentista boicotearon la visita privada del ex Presidente Uribe.-

Así, cuando hoy a través de los medios vemos la conexión del régimen Kirchnerista con el narcotráfico instalado en la Argentina, situación que plantee hace mas de cinco años, siendo la respuesta la indiferencia y mi prisión, cobrando ello, mis denuncias, desgarradora actualidad en los hechos sumiendo el país bajo la esclavitud que significa habernos transformado, gracias al régimen Kirchnerista, en un país narco.-

Dalmiro Saenz, en su libro “Yo te odio Político”, asegura que la traición es el motor de la vida política. No puedo desmentirlo, ni debo.-

Dr. Gustavo M. Demarchi.

Abogado- PRESO POLITICO DEL REGIMEN “K”.

Ex Fiscal Federal de Mar del Plata (1974/1976).

FEBRUARY 26, 2014 2:25PM

Los titulos amarillos contienen LINKS para ver documentos importantes en PDF

Is the Grand Jury System a Joke?

LINK para compartir > > > >   http://wp.me/p2jyCr-Nl

 

tim-lynch-cato-onst TIM LYNCH

An excerpt from the Charlotte Observer:

During a single four-hour workday last week, a Mecklenburg County grand jury heard 276 cases and handed down 276 indictments.

That means the 18 jurors heard evidence, asked questions, weighed whether the charges merit a trial, then voted on the indictments – all at the average rate of one case every 52 seconds….

“The entire system is a joke,” said Joe Cheshire, a Raleigh attorney who handles high-profile criminal cases across the state. “There is absolutely no living, breathing person with any kind of intellect who believes that a grand jury could consider and vote on 10 complex issues in the period of time that they use to deliberate on hundreds.”

Charlotte attorney Jim Cooney agrees. Rather than check the power of government, grand juries have become a prosecutor’s ally, he said, “that hands out indictments like they’re boxes of popcorn.”

The article notes that the one recent case where a grand jury declined to issue an indictment involved a police officer.  Hmm.

For Cato scholarship on the problems with the grand jury system, go here.


A Grand Façade: How the Grand Jury Was Captured by Government

By W. Thomas Dillard, Stephen R. Johnson, and Tim Lynch

May 13, 2003

Executive Summary

The grand jury is perhaps the most mysterious institution in the American criminal justice system. While most people are generally familiar with the function of the police officer, the prosecutor, the defense lawyer, the judge, and the trial jury, few have any idea about what the grand jury is supposed to do and its day-to-day operation. That ignorance largely explains how some over-reaching prosecutors have been able to pervert the grand jury, whose original purpose was to check prosecutorial power, into an inquisitorial bulldozer that enhances the power of government and now runs roughshod over the constitutional rights of citizens.

Like its more famous relative, the trial jury, the grand jury consists of laypeople who are summoned to the courthouse to fulfill a civic duty. However, the work of the grand jury takes place well before any trial. The primary function of the grand jury is to inquire into the commission of crimes within its jurisdiction and then determine whether an indictment should issue against any particular person. But, in sharp contrast to the trial setting, the jurors hear only one side of the story and there is no judge overseeing the process. With no judge or opposing counsel in the room, grand jurors naturally defer to the prosecutor since he is the most knowledgeable official on the scene. Indeed, the single most important fact to appreciate about the grand jury system is that it is the prosecutor who calls the shots and dominates the entire process. The grand jurors have become little more than window dressing.

At present, Congress seems to be interested only in proposals that will further expand the powers of the grand jury. Recent “anti-terrorism” proposals, for example, have sought to remove critical limitations on the dissemination of grand jury material. Because the grand jury can easily function as a stalking horse for prosecutors to bypass the constitutional rights of individuals and organizations, it is imperative that its powers be scaled back, not unleashed.

______________________________________

 

Policy Analysis

No 476                                           May 13, 2003

 

http://object.cato.org/sites/cato.org/files/pubs/pdf/pa476.pdf

..

 

Read the Full Policy Analysis

Villa Ballester, 30 de Septiembre de 2016.

HUELE MAL; NO ES DINAMARCA, Es Argentina y su … SASS

Link para compartir > > > >   http://wp.me/p2jyCr-MX

Señor Director:

¿Cómo es posible que un tribunal de Morón haya absuelto el 29 del actual a dos peligrosos delincuentes que el 27 de julio de 2015, en su huida al fracasar un asalto en Merlo, sin poder apoderarse del dinero, y a los tiros asesinaron a la niña Mayda Saccone, de tres años, con un balazo que ingresó de arriba abajo por el torax y rozando su corazón le provocó la muerte? Los dos individuos de pésimos antecedentes: uno acusado de “robo con resultado homicidio y robo agravado por el uso de arma en dos hechos” y el otro por “tenencia de arma de guerra y robo agravado”, hayan estado en libertad , prosiguieron sus raids delictivos, y dicho tribunal, cometiendo, seguramente, prevaricato, ahora los absuelve por falta de prueba, es decir por no hallar el arma que dispararon matando a la niña de tres años. Según la madre, Veróncia Acuña, “fue una sorpresa que (los jueces) tiren para el lado de los chorros”, es decir, los dos sospechosos por el asesinato de su hija. A la supuesta falta de pruebas, aducida por el tribunal de marras, la madre, sostuvo: “Para mí son ellos, yo estuve ahí, reconocí todo y nadie me va a sacar de la cabeza que son ellos”, agregando: “Para mi  hubo dinero, compraron al juez”…(sic). Por supuesto, que la fiscal del juicio Cecilia Corfield adelantó que apelará el fallo porque tanto la madre de la víctima, como un vecino identificaron la moto, la ropa y los cascos a los sospechosos cuando fueron detenidos.

Algo huele muy mal y no es Dinamarca, con la Justicia, los jueces de la provincia de Buenos Aires, y la legislación penal lábil, que el tribunal tuvo el tupé, ante las evidencias expuestas en el debate, de absolver a tan peligrosos delincuentes, que tampoco se entiende que con tan frondosos prontuarios penales estén libres. Urge reformar el Poder Judicial bonaerense (de igual modo que el nacional, según la opinión del fiscal general Germán Moles, que cuestionando el fallo de la Cámara Federal -Sala I, integrada por Jorge Ballestero y  Eduardo Freiler, afines al kirchnerismo, respaldo el criterio del juez federal Daniel Rafecas, quien insistió que no hubo delito en la acusación del malogrado fiscal Alberto Nisman, siendo que la obligación del ministerio público es investigar-; que hay que hacer una desratización del Poder Judicial, refiriéndose al colectivo “Justicia Legítima” kirchnerista) a fin de que cesen esos fallos descarados e inadmisibles, protegiendo a delincuentes, a costa de la pérdida y sufrimiento de los familiares de las víctimas.

Con cordiales saludos,

Alfredo Nobre Leite

DNI 18.221.024

http://marimba37@outlook.com